El bascoespanyolisme es posa nerviós

bascoespanyolisme

Gustau Muñoz

Molt desesperats, francament, han d’estar alguns com un tal Mikel Arteta, per respondre de manera personalitzada -i en un format que recorda el bulliyng- als signants d’un Manifest molt ben intencionat, que reclama diàleg per a mirar de resoldre el contenciós polític entre Catalunya i l’Estat espanyol. Molt desesperats han d’estar per respondre amb falsedats i mentides, exageracions i visions esbiaixades, amb demagògia (“una región de las más ricas”, “egoismo”, “insolidaridad”), a un Manifest sensat i moderat, que vol sobretot matisar i evitar mals majors.

Potser els basco-espanyolistes no són els més indicats per ficar-se en aquestes coses i pontificar. Traumatitzats -i podria fins i tot entendre-ho- per una història nefasta de terrorisme, no tenen tanmateix dret a projectar els seus fantasmes a un moviment pacífic i democràtic i a un problema -el de les aspiracions de Catalunya- que dura ja fa més de 100 anys. Potser és que com va escriure Ernest Lluch -un màrtir català i valencià amb més altura moral que tots aquests- a la revista Pasajes núm.3 (PUV) al País Basc es produeix més nacionalisme del que poden consumir, i exporten. L’exporten a Madrid i alimenten monstres.

El monstre del nacionalisme espanyol covat a la FAES, a UPyD, a Ciudadanos i eixit de la closca com a pollastre ja granadet de bandera bicolor i encarnat en el partit espanyolista-feixista Vox. El monstre que han alletat Fernando Savater i Rosa Díez a l’ensems.

La racionalitat exigida s’evapora. El diàleg i el raonament s’esvaeixen. La Constitució es torna un tòtem i deixa de ser un Pacte de Convivència. La política és substituïda per la lògica bèl·lica. El subconscient carlí els traeix.

Espanya seria una gran democràcia avançada. Sense hipoteques i sense un passat franquista que és encara molt present… Catalunya i el catalanisme una recialla medieval o pitjor, un projecte racista, supremacista i reaccionari. El castellà estaria proscrit i perseguit “en algunos pueblos mallorquines”. Que fort!

Tot plegat seria de riure si no fos tan seriós. M’estalvie més comentaris derogatoris. Jutgeu vosaltres mateixos:

 

 

<<<Querido/a amigo/a:

 

Le escribo porque, junto con muchos compañeros, considero que el manifiesto que usted firmó la semana pasada, aludiendo a un supuesto “conflicto” (con comillas suyas) y pidiendo un diálogo extraparlamentario del Gobierno de España con los representantes independentistas del Gobierno autonómico de Cataluña, fue un gran error, quizás con la mejor intención.

Considero, como otros muchos colegas, que dicho manifiesto suma presión internacional a un Estado con altos estándares democráticos (puesto 13º en el The Global State of Democracy 2019) para obligarlo a negociar (¡como si de dos sujetos políticos iguales se tratara!) con una de sus regiones más ricas; una región cuyas élites políticas en el poder, dicho sea de paso, aspiran desde hace tiempo, mediante este tipo de chantajes (planteando una correlación de fuerzas schmittiana que antepone el fervor de lo político al aburrido procedimiento jurídico-democrático), a lograr mayores cotas de autonomía fiscal. Unas élites nacionalistas que ahora aspiran, desde hace poco tiempo, a una soberanía que no la expulse de la UE (del mercado común y de un ente supranacional al que basta contribuir con un 1% del PIB, limitando así la transferencia de rentas). Como si eso fuera posible. No me cabe demasiada duda de que, de este modo, el secesionismo (y más aún quienes pretenden negociar con él) pretende en última instancia reducir las transferencias de rentas (que son habituales en todo país democrático con impuestos progresivos y estado de bienestar; y que nunca son entre regiones sino entre conciudadanos que soportan las mismas cargas fiscales) a costa de ensanchar la desigualdad con las regiones del sur, como Andalucía o Extremadura. Lo dejó claro CIU con su eslogan de campaña en 2013 (cuando, asediado por casos de corrupción y atosigado por un agobiante 15-M, optó por usar a una sociedad civil clientelizada tras años de construcción nacional para emprender un proceso continuado de insurrección que nos ha traído hasta aquí): “La España subsidiada vive a costa de la Catalunya productiva”, decían. O sea: “Roma ladrona”. O sea, Liga Norte y extrema derecha.

Considero que el Manifiesto que usted firmó ayuda -quizás sin pretenderlo- a blanquear la sustancia supremacista, racista, reaccionaria y profundamente egoísta que el programa nacionalista/secesionista supone desde que se pusieron a implementar el famoso Programa 2000, un auténtico programa iliberal de ‘nation building’ que nos retrotrae a los peores nacionalismos del siglo XX. Es evidente que, para escalar, los nacionalismos en España se están aprovechando de una imagen falsa de España a la que ciertas oligarquías intentan asociar con centralismo y con Franco, con un país represor, que encalla en un “conflicto” y que no “dialoga”: sin embargo, somos unas de las democracias más consolidadas del mundo, uno de los países menos nacionalistas, más tolerantes y el segundo más descentralizado del mundo según el Regional Authority Index. Más bien parece que nos están atacando en el núcleo de nuestras libertades. Y parece, si miran hoy la prensa, que incluso Rusia anda detrás.

Es difícil entender cómo ha proliferado tal campaña de falsedades; pero es fácil ver que ha favorecido la promoción de pequeños movimientos nacionalistas (que sí son pequeñas copias regionales, a escala, de las España franquista, donde hoy se pretende cortar la comunicación en español a los administrados en comunidades como la vasca o en pueblos mallorquines), los cuales, paradójicamente, logran vender al mundo que lo suyo es una lucha por la libertad frente a un Estado represor.

Dicho esto, igual que Pinker retiró su firma de ese manifiesto, o que Riccardo Guastini nos ha dado la suya (entiendo que arrepentido), nos sería de gran ayuda que usted también firmara el nuestro o que, al menos, se desmarcara del anterior. Por supuesto estoy dispuesto a intercambiar razones para hacerlo.

Aquí va el formulario:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSfSXVlns7erVovu5F0t9fJNQA7x-X95xUX_Jzb-mZt3tUneLQ/viewform

Reciba un cordial saludo,

Mikel>>>

 

País Valencià, Segle XXI © 2019 Tots els drets reservats

Desenvolupat per disEdit
a partir de WPSHOWER